PROTECCIÓN SOLAR fotoprotectores

El protector solar o bloqueador solar es una loción, gel, spray u otro tópico que evita o disminuye las quemaduras debidas a la exposición al sol.

Ningún protector solar ofrece una protección 100% absoluta.

La ropa que bloquea o tamiza los rayos solares nocivos (UVA y UVB), junto con sombreros de ala ancha, gafas de sol y parasoles, son útiles para prevenir lesiones en los ojos y la piel pero no es lo suficiente para cubrirnos de quemaduras causadas por el sol. Cada uno de ellos por separado puede no ser suficiente para prevenir las lesiones por el sol.

Los protectores solares deben aplicarse entre 30 minutos y 2 horas antes de la exposición al sol. En general, deben reaplicarse después de haber pasado 80 minutos en el agua o si ha transpirado en gran cantidad o cada 2 horas fuera del agua.

Siga cuidadosamente las instrucciones en la etiqueta del producto y consultar a su farmacéutico.

En Europa la Comisión Europea publicó en el año 2006 una recomendación en la que especificaba ciertas instrucciones de uso para que fueran incluidas en el etiquetado de los protectores solares. La recomendación 2006/647/CE de la Comisión Europea define como producto de protección solar cualquier preparado (como crema, aceite, gel o aerosol) de aplicación sobre la piel humana con la finalidad exclusiva o principal de protegerla de la radiación UV absorbiéndola, dispersándola o reflejándola.

Tipos de protectores solares:

   Filtros físicos: También son llamadas pantallas totales. Reflejan totalmente la radiación solar impidiendo que esta penetre en la piel y produzca enrojecimiento, quemaduras, etc. Hay que aplicarlos en capa gruesa y apenas se notan utilizando el dióxido de titanio.
   Filtros químicos: Actúan absorbiendo la radiación solar y transformándola en otro tipo de energía que no resulte nociva para la piel. Dan lugar a los factores de protección solar (FPS).

Un buen filtro solar debe reunir las siguientes cualidades:

   Buena capacidad de absorción de las radiaciones ultravioletas.
   Resistencia a los agentes externos: sudor, agua...
   No causar irritación a la piel.
   Ser estable al sol.
   Ser inodoro e insípido.

Marcas de protectores solares: Heliocare bloqueador solar, Anthelios. Avene, Isdin fotoprotector, Vichy protector solar, Bioderma Athoderm, Ladival, Polysianes, Eucerin protector solar, Piz-buin, Ducray.